Cómo ahorrar plata al viajar

Lo conseguiste: estás camino a, o acabas de aterrizar, en un nuevo país, y estás listo para empezar a explorar, estudiar y vivir experiencias. Aunque tu aventura te va a costar plata, no tiene por qué ser demasiada. Seguí leyendo para conocer algunos tips para ahorrar plata y, al mismo tiempo, viajar por el mundo de una mejor forma, por más tiempo e incluso puede que divirtiéndote más.

1. VOLÁ DE FORMA INTELIGENTE

¿Necesitás un vuelo para tu siguiente parada? Hay muchas formas de encontrar el mejor precio: suscribite a newsletters y mantenete atento a las promociones que avisan de qué viajes están en oferta. Mientras tanto, compará los precios de sitios web, prestando especial atención a los vuelos entre semana, los que se hacen durante la noche o los de primera hora de la mañana (que son normalmente más baratos). Un último consejo que suele tener resultados inmediatos: limpiá el historial de tu navegador y borrá las cookies antes de volver a usar webs de comparación de precios de vuelos. ¡Esto impide que recuerden tus preferencias de búsqueda y suban los precios!

2. PROBÁ NUEVAS OPCIONES DE HOSPEDAJE

Además de los vuelos, lo más caro de los viajes al extranjero es el hospedaje. Aunque las noches en hotel pueden ser maravillosas –sábanas limpias, pileta y minibar–, sí pueden aumentar mucho los gastos. Por suerte, ¡hay un montón de opciones más! Además de los albergues, hay comunidades de intercambio de hospedaje y departamentos en alquiler. Los programas de intercambio de hospedaje te permiten alojarte en el domicilio de un local (en un cuarto para invitados, cama o sofá) y funcionan bajo la promesa o garantía de que algún día le vas a devolver el favor a otro viajero una vez que estés de vuelta en casa. Alquilar un departamento a corto plazo (a través de Airbnb, por ejemplo) implica que disfrutarás de las comodidades habituales de estar en casa; como la cocina, el lavadero y la conexión wifi.

3. COMÉ COMO COMEN LOS LUGAREÑOS

Ir a un restaurante tres veces al día es la mejor forma de quedarte sin plata. En vez de eso, comprá ingredientes frescos y hacete la comida. Esto es más fácil cuando tenés tu propia cocina (¡otra ventaja de alquilar un departamento!), aunque muchos albergues están también equipados con cocina para invitados.

Si tenés que comer fuera, o te dan ganas de darte un gusto –¿y a quién no, en algún momento?–, meté snacks en tu cartera, como fruta, frutas secos y barras de cereal, o sino aprovechá la comida callejera local. Este tipo de comida es accesible y no solo está llena de sabores locales, sino que también te dejará satisfecho hasta que llegue tu próxima comida. Estate atento también a las ofertas de menús de los restaurantes: en Europa y América Latina sobre todo, muy seguido se puede elegir entre una entrada/ensalada, plato principal y postre por menos de 20 dólares (a veces por mucho menos). Como último consejo sobre comida, te recomiendo que lleves con vos una botella de agua reutilizable y la rellenes cuando puedas. De esa manera, evitarás pagar precios exagerados por agua en botella y protegerás el medioambiente al mismo tiempo.

4. LAVATE VOS LA ROPA

Lavar a mano la ropa es fácil y vas a ahorrar mucho en servicios de lavandería. Usá el lavadero/lavadora de tu departamento de alquiler (los albergues pueden cobrar por esto) o usá el lavatorio del baño si tenés solo unas pocas cosas para lavar.

5. BUSCÁ ACTIVIDADES GRATUITAS

La mayoría de los museos y galerías de arte tienen días de visita gratuita durante la semana, ¡lo que significa que podés gastar la plata de esa entrada en otras cosas! Preguntá al personal del hotel o albergue, a tus profesores, o buscá online para averiguar cuál es tu día mágico. Los festivales y celebraciones locales también son una excelente manera de pasar un gran día gastando poca plata. Dependiendo del país donde estés, casi siempre hay una festividad de un patrón, un aniversario local o un evento gastronómico o cultural; ahí vas a poder encontrar música, desfiles, platos locales y gente variada uniéndose a la diversión. Por supuesto, no te olvides la clave de las actividades gratuitas: pasear por las calles. ¡Disfrutá perdiéndote por paseos fluviales, parques, plazas y mercados artesanales!

6. PENSÁ ANTES DE COMPRAR SOUVENIRS

Claro que sí, esa máscara, ese dibujo, o esa cartera hechos a mano son increíbles pero ¿los necesitás? Acordate que, además de lo que cuesta, tenés que tenerlo encima hasta que llegues a casa. Así que no seas impulsivo comprando: practicá el autocontrol, dá un paseo, y volvé al mercado o al negocio si decidís que de verdad vale la pena el gasto.

7. EN VES DE UN VIAJE CONTRIBUYE AL MUNDO

Podemos convertir nuestro viaje de placer a una de las experiencias más increíbles llenos de desarrollo y contribución al mundo.  Informate más en nuestra web site sobre nuestras oportunidades para vos.

Fuente: http://www.ef.com.uy/

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *