11 Consejos para conseguir trabajo sin tener experiencia

Todo aquel que empieza su vida laboral se encontrará con una temida paradoja: “no se puede conseguir trabajo sin tener experiencia, pero no se puede tener experiencia sin un trabajo”. Es un círculo vicioso muy común y desalentador que parece casi imposible de superar…Casi. Nuestros 11 consejos para conseguir trabajo sin tener experiencia pueden ayudarte a triunfar en un período razonable de tiempo (¡la búsqueda de trabajo siempre requiere tiempo!).

  1. AUTOEDÚCATE

Apúntate a clases, asiste a conferencias, obtén certificados y diplomas y, si es necesario, haz un grado universitario. Esto no solo te ayudará a adquirir conocimientos para el trabajo, sino que también demostrará tu dedicación y compromiso. Además: conocer a profesores y alumnos es una excelente forma de ampliar tu red de contactos.

  1. EMPIEZA A TRABAJAR (DESDE ABAJO)

Otra forma de conseguir algo de experiencia en un área específica es trabajar por poco dinero o ninguno. No suena muy motivador, pero  podría ayudarte a abrir todo tipo de puertas y empezar a crear tu CV: puedes obtener formación práctica haciendo un voluntariado, con un contrato en prácticas o por tu cuenta. Dependiendo de la carrera, una buena idea sería hacer un blog o colaborar en él para mostrar tu pasión y talento. En resumen: incluye en tu currículum y portafolio los proyectos relevantes que hayas realizado a tiempo parcial, durante fines de semana o en periodos de vacaciones.

  1. TRABAJA TU RED DE CONTACTOS

Una forma adecuada de conseguir un puesto de trabajo es ser recomendado por alguien o conocer al amigo de un amigo. Para que esto suceda, tienes que crear una “red de contactos” y cultivarla, tanto en línea como fuera de línea: asegúrate  que la gente sepa que estás desarrollando una carrera específica y prepárate haciendo un argumento de ventas, actualizando tu currículum y haciendo un perfil de LinkedIn genial.

 

  1. ¡VAMOS A DIBUJAR!

Es hora de agarrar papel y lápiz para hacer un gran diagrama de Venn que te ayude a marcar tu camino hacia el éxito. Haz una lista con todos los conocimientos, experiencia y aspectos personales requeridos en tu futuro trabajo. A continuación, añade tus conocimientos, experiencia y aspectos personales, y observa dónde es que se juntan los dos círculos. Puedes usar esto como referencia para saber qué necesitas para mejorar y qué puedes destacar en tu currículum y carta de presentación.

 

  1. CONVIÉRTETE EN UN EXPERTO EN TU CAMPO

Aprende todo lo que hay que saber sobre el sector y el puesto. Esto no solo te preparará para la carrera, sino que también te ayudará a crear redes de contactos y en las entrevistas de trabajo. Para convertirte en un experto en tu campo, interactúa en foros, lee blogs y únete a grupos, tanto en línea como fuera de línea. Asegúrate también de que conoces algunos nombres clave del negocio, a nivel local, nacional e incluso internacional. Tener un nivel de inglés bueno es importante a la hora que te vayas a poner en contacto con aquellos pesos pesados que son importantes en el exterior.

 

  1. SELECCIONA MENTES

A la gente le encanta dar consejos y que se les vea como especialistas o expertos en un campo determinado. Una vez que conozcas los nombres de los profesionales a los que admiras y que tienen la carrera que tu deseas, intenta ponerte en contacto con ellos en línea. Una buena forma para hacer que la gente se sienta importante y valorada es preguntar cuáles son los siguientes pasos que debes dar. No te limites a enviar montones de correos electrónicos con tu currículum, todo el mundo está ocupado, las bandejas de entrada están llenas. Establecer siempre una conexión antes de pedir consejo o incluso favores.

 

  1. TEN UNA BUENA HISTORIA PARA CONTAR

Asegúrate de tener una historia sobre los inicios de tu carrera que sea fascinante y que deje claro que eres la persona perfecta para cualquier puesto de un campo específico. La gente hará preguntas (¡muchas preguntas!), así que prepara respuestas claras y concisas sobre por qué quieres introducirte en ese campo, qué vas a hacer para alcanzar ese objetivo y qué tienes para ofrecer. De esta manera les impresionarás con tu pasión, les soltarás todos tus conocimientos y experiencias importantes, rematarás con tus estudios y convencerás a toda persona con la que hables.

 

  1. RENUEVA TU CURRÍCULUM

Ya que estamos en ello, asegúrate que tu currículum refleje las partes clave de esa historia. Céntrate en tus aptitudes y habilidades y no solo en tus puestos de trabajo: haz un currículum que no se estanque en el pasado, sino que mire hacia adelante y muestre todo a lo que puedes contribuir en el futuro.

 

  1. CÉNTRATE EN TUS COMPETENCIAS SOCIALES

Las destrezas transferibles pueden ser, ¡sorpresa!, transferidas de una situación o trabajo a otros, y muestran cómo interactúas con la gente. Ejemplos de estas competencias sociales son las competencias interpersonales, la capacidad organizativa, capacidad de liderazgo y las habilidades de comunicación. Concéntrate en tu capacidad para motivar a las personas, supervisar o hablar en público. Haz un currículum que rebose personalidad y muestra tus competencias sociales en todo su esplendor laboral. Si puedes mostrar por qué determinada competencia social hará más fácil que adquieras una específica habilidad, habrás dado en el clavo.

 

  1. TEN UNA META RAZONABLEMENTE ALTA

Aunque siempre se debe apuntar alto cuando se trata de tu carrera, también es importante usar el sentido común al solicitar un trabajo. Estás empezando, así que busca puestos básicos en los que puedas demostrar que puedes cumplir con tus funciones. Deja claro que sabes que estás empezando, pero que estás dispuesto a aprender y crecer, y añade una irresistible cantidad de entusiasmo, pasión y determinación.

  1. ¡PACIENCIA, SALTAMONTES!

Sé paciente, y ten disposición para empezar desde abajo. Meter un pie en la puerta, y después el resto, puede llevar tiempo. También puede ser agotador y parecer una idea medio buena en su momento, pero si es lo que de verdad quieres hacer y te hace feliz, ¡a por ello!

Este artículo es una colaboración de EF Education First Uruguay y AIESEC URUGUAY

8 Formas estupendas de pasar un tiempo en el extranjero

¿Has pensado en pasar algún tiempo en el extranjero, pero todavía no tienes claro qué hacer? Da igual que acabes de terminar la escuela, quieras un plan para el verano o, simplemente, desees tomarte un descanso de la rutina diaria, hay una opción adecuada para todos. Esta es nuestra lista definitiva.

 EL CLÁSICO: UN CURSO DE IDIOMAS EN EL EXTRANJERO

Puedes estudiar el idioma que elijas en tu destino ideal: Londres, París, Barcelona, Nueva York, Singapur… el cielo es el límite y puedes explorar el mundo, un idioma cada vez. La mayoría de los cursos en el extranjero son altamente personalizables: El contenido, el ritmo y la duración, todo depende completamente de ti. En función de tu horario, puedes aprovechar tu tiempo libre visitando sitios, divirtiéndote con nuevos amigos y nuevos hobbies, o estudiando para un examen de aptitud lingüística, como el examen de Cambridge.

EL REFUERZO PROFESIONAL: PRÁCTICAS EN EL EXTRANJERO

Hacer prácticas en el extranjero puede ser un gran trampolín para conseguir la carrera profesional de tus sueños, o una forma estupenda, emocionante y reveladora de probar diferentes profesiones en las que estés interesado. Puedes mostrar a tus futuros empleadores que eres independiente y ambicioso, obtener una valiosa experiencia laboral y, por supuesto, reforzar las aptitudes lingüísticas relacionadas con tu carrera. Ah, y no olvidemos la confianza en ti mismo y las redes de amigos y futuros colegas de todo el mundo que obtendrás después de hacer prácticas en el extranjero.

EL CAMBIO DE VIDA UNIVERSITARIA: SEMESTRE EN EL EXTRANJERO

Después de un año o dos en la universidad, un semestre en el extranjero puede ser una gran manera de estimular no solo tus estudios, sino también tu currículum. Seguirás asistiendo a clases relacionadas con tu campo, a la vez que experimentarás la vida en una universidad diferente y en un país diferente, haciendo nuevos amigos locales e internacionales.

A LARGO PLAZO: ESTUDIAR EN EL EXTRANJERO

Si tienes interés en pasar un largo período en el extranjero, considera la posibilidad de hacer todo tu grado o máster en otro país. En el Reino Unido, la duración de un máster es de uno o dos años (lo más habitual es que sea de un año, a menos que se trate de un máster de investigación) y, además de obtener tu título, mejorarás ampliamente tu nivel de inglés (o de cualquier otro idioma en el que hagas los estudios).

LA INMERSIÓN EN UNA FAMILIA: PROGRAMAS AU PAIR

Si deseas conocer en profundidad una nueva cultura viviendo con una familia local y cuidando a sus hijos, ser au pair es una opción a considerar. El requisito previo es que tengas entre 18 y 26 años de edad y puedas demostrar experiencia cuidando niños, de maestro de preescolar o de jardín de infancia. Una estancia como au pair puede ser muy útil si te interesa una carrera profesional en la educación, es una manera perfecta de pasar tiempo en el extranjero sin tener que gastar mucho dinero, normalmente se proporciona alojamiento y comida, e incluso recibirás una pequeña paga.

LA RUTA AVENTURERA: TRABAJA Y VIAJA

Si eres del tipo aventurero, lo adecuado puede ser conseguir un trabajo temporal o estacional en otro país. Es una de las formas más auténticas y divertidas de explorar un nuevo país, pero requiere cierta planificación y flexibilidad. Vivir en un albergue o una caravana, trabajando en el campo, como ayudante de oficina o camarero, no es del gusto de todos, pero podrás conocer en profundidad el estilo de vida local y, si no te gusta un lugar o tu trabajo, solo tienes que irte a otra ciudad.

EL VIAJE ESTACIONAL: ESCUELAS DE VERANO

Las escuelas de verano son una excelente oportunidad para probar la vida universitaria de otro país. Aprovecharás tus vacaciones de verano para estudiar en el extranjero, conocer a estudiantes de todo el mundo y explorar otro país. Las escuelas de verano son ideales para tomarse unas pequeñas vacaciones, aprenderás algo y también tendrás tiempo de sobra para hacer viajes y excursiones.

06lok

CAMBIAR EL MUNDO: VOLUNTARIADO

Si quieres hacer algo bueno y ver mundo a la vez, deberías considerar el voluntariado. No importa la formación o experiencia que tengas, hay muchas organizaciones que necesitan tu apoyo y dedicación.

A la vez que haces algo bueno, aprenderás mucho sobre ti mismo, llegarás a conocer una nueva cultura y mejorarás tus aptitudes lingüísticas, el voluntariado es en realidad un regalo que perdura.

Ir al extranjero siempre es una gran idea, da igual cómo sea tu itinerario y no importa cómo acabes haciéndolo. Adquirirás una experiencia valiosa, mejorarás tus aptitudes lingüísticas, harás nuevos amigos y ampliarás tus horizontes, pasar algún tiempo en el extranjero puede cambiar tu vida.

 

Este artículo es una colaboración de EF Education First Uruguay and AIESEC Uruguay.

Mi transformación…

Conforme las personas crecen, también experimentan en su mayoría muchos cambios en la forma de ver las cosas, pero no solamente por crecer en edad, uno puede experimentar transformaciones positivas.

Y si hay algo con lo que puedo definir mi experiencia dentro de AIESEC hasta ahora es exactamente eso: TRANSFORMACIÓN.

Exactamente el 15 de Julio,  hace 2 años, recibí un mensaje de quien fue hasta hace unas semanas la presidenta de AIESEC en Uruguay, Regiane. En aquella comunicación en el cual fue el inicio de esta historia nunca pensé en todo lo que se iba a venir en esta experiencia.

Primero me inicie como miembro del programa intercambios de voluntariado social de la oficina local MDV, apoyando en actividades del programa en la Facultad de Ingeniería de la UdelaR, el cual después de pase a  liderar el proyecto.

Tres meses después, me vi envuelto en una nueva experiencia que definitivamente me iba a transformar: ser responsable del área financiera y legal de un oficina local.

13466520_10208893554631893_1401535640162084931_n

Este desafío me hizo comprender muchísimas cosas, pero sobre todo 2: Primero, uno aprende haciendo. Mi conocimiento de finanzas y legalidad era prácticamente nulo, pero eso no me impidió en lo absoluto y aprendí muchísimas cosas, eso es lo genial que tiene la experiencia dentro de AIESEC.

Segundo, que el obstáculo más grande que uno tiene es uno mismo. A veces uno se plantea impedimentos, pero precisamente, la experiencia te enseña pila y te pone en situaciones en las cuales uno tiene que rebuscarse y buscar alternativas para sortear obstáculos. Soy una persona que estudia en dos facultades y además trabaja, he aprendido mucho a organizarme mejor para cumplir todos los objetivos propuestos de la mejor manera y a decir “Sí, se puede” y esto gracias a las oportunidades que me brinda la organización.

Ello me permitió asumir actualmente un nuevo rol que es ser presidente de una Iniciativa en Expansión, el cual actualmente es abanico de oportunidades, desarrollo y aprendizaje no hace más que crecer y crecer, al igual que el espectro de personas con las que uno comparte la experiencia.

AIESEC no sólo te facilita herramientas para desarrollar tu liderazgo, sino que también facilita experiencias de personas que enriquecen enormemente la experiencia de uno. Junto con esto, también uno comprende que solo es prácticamente imposible lograr muchas cosas, pero trabajar en equipo, y encontrar personas que desde otra forma de ver el mundo, buscan lo mismo, es enriquecedor y te conectar tu propósito y el de otros jóvenes como yo.

Sin dudas es algo que sumamente lo recomiendo, el sólo hecho de pensar lo mucho que cambió positivamente la experiencia, enfrentarme a diversos desafíos, y crecer como un todo (tanto profesional como personalmente), me da mucho gusto.

Actualmente me proyecto por un nuevo desafío: salir al exterior solo, a querer recorrer el mundo y retribuirle de alguna forma a él y a mi país.

 Juan Umpierrez – Presidente Iniciativa de expansión ORT